5.8 C
San Juan
sábado 18 de agosto de 2018
Diario Blu | San Juan Argentina

Médicos truchos: detectaron transferencias del único detenido a la coordinadora de guardias por casi 300 mil pesos

La investigación sobre la vinculación de los médicos truchos con la plana mayor del Hospital Marzetti de Cañuelas tuvo un avance sustancial: aparecieron transferencias bancarias desde la cuenta sueldo del brasileño Felipe Nori -el único detenido- hacia la cuenta personal de la coordinadora de Guardias Fabiana Pereyra. Ahora se está investigando si hubo movimientos similares desde la cuenta de Thais Soares Costa, la otra médica trucha brasileña.

La Fiscalía Descentralizada 1 a cargo del Roberto Javier Berlingieri identificó los movimientos de fondos a partir de un informe oficial pedido al Banco Provincia, sucursal Cañuelas, según confirmaron fuentes de la dependencia a Clarín.

En esos datos figura que ni bien le depositaban el sueldo al brasileño –que variaba de los 70 a los 115 mil pesos según la cantidad de guardias que figuraban como cumplidas- hacía una transferencia a la cuenta de Pereyra. Con la misma regularidad lo hacía a otros brasileños y a su pareja, Leandro Acevedo.

Cañuelas: familiares de pacientes y víctimas del hospital Ángel Marzetti marcharon para pedir justicia (Foto: Luciano Thieberger)

Cañuelas: familiares de pacientes y víctimas del hospital Ángel Marzetti marcharon para pedir justicia (Foto: Luciano Thieberger)

Los detalles de la “mensualidad” que recibía la funcionaria Pereyra de parte del hombre de 27 años fueron publicados por el sitio El Ciudadano de Cañuelas. Los pagos oscilaban entre los 30 y los 50 mil pesos. Se detectaron 7 movimientos, por un total de 280 mil pesos. Nori cobraba una sueldo muy superior al de sus compañeros y en un primer momento se lo intentó justificar diciendo que se llegaba a esa cifra con el plus que se paga por guardias. Pereyra es la encargada a nivel administrativo de asignarlas.

Si bien en ese centro de Salud ya se descubrió que dos personas atendían allí sin ser médicos, otros cuatro fueron apartados de sus funciones por no poder presentar la documentación habilitante.

Desde que ingresó al hospital, en agosto de 2017, hasta que le dieron de baja, a principios de abril, el médico trucho le transfirió siete veces a la funcionaria. La magnitud de la operatoria -que es investigada como presunta “estafa” o “asociación ilícita” contra fondos públicos de la Municipalidad- se asoma en el último sueldo que cobró Nori.

El 10 de abril le depositaron 100 mil pesos correspondiente a marzo y al día siguiente Nori efectuó una transferencia a Pereyra de casi 40 mil pesos. Además, le hizo otro giro el 19 de ese mes por miles de pesos más.

La Fiscalía 1 tendrá que investigar la versión de que Nori le habría pagado a la funcionaria en cuotas el servicio de catering que ella realizó en su boda con Leandro Acevedo. Sin embargo, trascendió que la funcionaria explicó que cobró $ 57.000 por la entrada, primer plato y la bebida de mesa y que ese dinero fue abonado por el brasileño en mano y en efectivo.

Nori atendía en el hospital usando el nombre y el CUIT de Joao Peixoto Dos Santos Neto, el verdadero médico brasileño al que le habría usurpado la identidad. Y la matricula. La cuenta desde la que se hicieron las transferencias, por ende, también está a su nombre.

Allanan el hospital de Cañuelas donde se detectaron casos de médicos truchos.

Allanan el hospital de Cañuelas donde se detectaron casos de médicos truchos.

Según pudo saber Clarín, ahí hay otra clave en este entramado de médicos truchos.

Si bien Nori fue imputado por uso de instrumento público falso (en referencia al título) y falsedad ideológica de instrumento público, lo que concurre con la usurpación de identidad, la fiscalía va hacia otra hipótesis y otro delito: ejercicio ilegal de la medicina por préstamo de nombre. Esta hipótesis se basa en la posibilidad de que haya habido connivencia entre el médico verdadero y el trucho.

Demostrar que uno le prestó la identidad a otro es más difícil. No sólo hay que certificar que se conocen entre sí (cuando uno tiene domicilio en La Matanza y otro en Morón), sino ese “pacto”. Si no hay confesión de parte, los testigos serían la clave. Otro punto que complica es que en el caso del Hospital Marzetti, las cuentas sueldo se abren a partir de los datos que la Contaduría del Hospital envía al Banco Provincia desde Recursos Humanos. El banco no verifica los datos ni requiere la presencia del futuro titular.

“Al 25 de julio, Nori figura como alumno estudiante regular en la Universidad de Morón”, dice a Clarín Francisco Escudero, auxiliar legal de la Fiscalía 1 de Cañuelas. Eso implica que no sólo tiene la cuota al día sino que tampoco quedó libre, por lo que sigue siendo estudiante, tanto cursando como apto para dar finales”, a la vez de médico trucho. “A Joao -confirma el secretario- aún no se lo indagó.”

“A la funcionaria Pereyra la llaman ‘la administradora’. No podía desconocer la verdadera identidad del brasileño. La fiscalía tiene que avanzar en un procesamiento y en 6 detenciones más”, dice a este diario Claudio Calabressi, abogado que representa a tres familias de víctimas de los médicos truchos. También asesoró a la ex contadora del hospital, Evelyn Cantoni, quien declaró el lunes en la causa. A partir de su testimonio, que duró 5 horas, se allanó el centro de Salud  y la Municipalidad. El procedimiento lo hizo Gendarmería y se buscaron libros contables de los últimos 10 años.

“Tardaron un montón en allanar el hospital. En llevarse los libros de las guardias y buscar el sistema en la Municipalidad, donde se cargan todas las cuestiones patrimoniales. En el hospital hay una computadora sobre tema de sueldos, pero debería haber un control desde el municipio. Ese control lo debería hacer el subsecretario de Salud de Cañuelas, que casualmente es el ex director del hospital y que fue reemplazado en ese puesto por un odontólogo“, agrega Calabressi.

El abogado también lo denunció por homicidio culposo por la muerte de una paciente (Margarita Serrano Santos), que murió el 17 de agosto del año pasado. La familia denuncia que Nori la acompañó durante el traslado en el que falleció, sin brindarle asistencia médica. La Justicia aún no resolvió si le imputará a Nori también este delito.

Felipe Nori, el médico trucho del hospital de Cañuelas. (INFOCAÑUELAS)

Felipe Nori, el médico trucho del hospital de Cañuelas. (INFOCAÑUELAS)

Todas las fuentes que hablaron con Clarín sobre este caso mencionan a Cañuelas como una “ciudad con alma de pueblo” en la que todos se conocen entre todos. Más aún, entre empleados públicos. También mencionaron el “miedo” de hacer denuncias.“A la contadora la obligaron a tomarse licencia porque estaba viendo estas cosas”, cierra el abogado.

Quizás ese sea el origen del tardío origen de la causa de los médicos truchos. El Sindicato de Empleados Municipales de Cañuelas se preguntó por qué estos dos doctores brasileños tenían “sueldos desproporcionados” y le enviaron una alerta al Honorable Concejo Deliberante de dicha localidad. Diez concejales se encargaron de radicar por primera vez la denuncia, a partir de una reunión que tuvieron con el gremio.

“El 10 de julio presentamos la denuncia en la Fiscalía y el 11 de julio presentó la denuncia el hospital. Hay mucho miedo. No hablé con ninguno de los médicos que trabajaron con los acusados. Quizás por miedo ellos tampoco hablaron. Pero la Justicia está avanzando y la gente tiene que dejar de temer denunciar. La fiscal Nora Pippo está en la ciudad”, dice a ClarínElisabet Romero, concejal de Cañuelas por UCR -Cambiemos.

Thais Soares Costa, la médica trucha del hospital de Cañuelas. (InfoCañuelas)

Thais Soares Costa, la médica trucha del hospital de Cañuelas. (InfoCañuelas)

Habla de la titular de la Fiscalía 2, que lleva la causa por la contratación de Thais Soares Costa, la otra falsa médica descubierta. Lo que ahora se investiga es si esta mujer hacía trasferencias similares a las de Nori haca la cuenta personal de Pereyra, por un momento cercano al 40% del sueldo que percibía.

Costa aparece registrada con el nombre que usurpó, Sonia Banhuki Galvao, con su número de CUIT y fecha de nacimiento.

La primera consecuencia directa del escándalo de los médicos truchos fue la renuncia de Hernán Carpio, jefe de Emergencias del Hospital. Además, el Departamento Ejecutivo Municipal de Cañuelas ordenó el inicio de un sumario administrativo y suspendió el pago de sueldos a todos los médicos hasta que presentaran la matrícula provincial al día y demostraran que están inscriptos en el colegio de médicos.

FUENTE: DIARIO CLARIN

Comparti Esta Noticia

Dejanos tu Comentario

Comentarios

MIRA TAMBIEN: