5.8 C
San Juan
sábado 18 de agosto de 2018
Diario Blu | San Juan Argentina

Presupuesto: Cambiemos busca cerrar fisuras internas y tiende puentes con gobernadores

El almuerzo del viernes en el despacho del jefe de Gabinete fue más relajado que lo marcaba la previa. Marcos Peña, el ministro del Interior Rogelio Frigerio, el titular de Diputados Emilio Monzó, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta no tuvieron que escuchar demasiados reproches de los tres gobernadores radicales: el correntino Gustavo Valdés, el mendocino Alfredo Cornejo y el jujeño Gerardo Morales. Colaboró para la calma oficialista que un día antes, Frigerio y Peña hubieran desactivado la bomba política que empujaron los vicejefes Mario Quintana y Gustavo Lopetegui: la eliminación de los beneficios por zonas en asignaciones familiares.

Mauricio Macri decidió retroceder con el recorte a las asignaciones por la reacción de los referentes propios en La Patagonia y en el Norte, pero también porque eliminar esos beneficios volvía inviable cualquier tipo de acuerdo con los opositores de ambas regiones. Todo sea por el Presupuesto 2019.

Esta vez fueron los radicales quienes escucharon un pedido de los referentes del PRO. El más importante: no plantear una división entre la provincia de Buenos Aires, la Ciudad y el resto de los distritos. En el Gobierno no quieren abonar ni dejarle argumentos servidos a la oposición, como ya ocurrió con las quejas públicas de la UCR y de Elisa Carrió por los tarifazos. “Queremos plantearlo como un tema más federal-fiscal de ir hacia el equilibrio”, explicaron cerca de los comensales.

En ese sentido, se insistió en la idea de evitar discusiones para mostrar un Cambiemos “más abroquelado”. Cada vez más voces dentro del oficialismo empiezan a plantear la necesidad de que la coalición oficialista funcione más cohesionada. “En el futuro debemos apostar hacia un sistema que se asemeje albipartidismo”, reflexionaba un ministro que viene de la política, pero abocado a la gestión.

Con las elecciones como telón de fondo y con la tentación de unificar comicios provinciales y el nacional, salvo alguna excepción que sirva para cortar la racha de los gobernadores peronistas, Cambiemos profundizará sus mesas partidarias en las provincias que no gobierna. Pretende darles más volumen en la gestión nacional. Eso hubiera evitado errores no forzados y marchas atrás, como la de las asignaciones. Los cuadernos del chofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno, también se discutieron, aunque de manera informal. “Como en una charla de vecinos”, graficó uno de los presentes. El análisis, en cualquier caso, fue unánime y algo obvias hasta ahora: las revelaciones favorecen al oficialismo.

Este martes, Frigerio volará a Mendoza para inaugurar obras con el titular de la UCR y empezar a sellar las fisuras internas. Los radicales no abandonan sus preocupaciones por la situación económica.

La agenda del ministro del Interior está más caliente. El viernes, antes del almuerzo, desayunó con el gobernador riojano Sergio Casas, uno de los más duros contra el proyecto oficial del presupuesto. Lo acompañaron el viceministro Sebastián García de Luca y el secretario de Provincias Alejandro Caldarelli.

El lunes, Frigerio viajará a San Juan para reunirse con el gobernador Sergio Uñac, que el viernes recibió a Miguel Pichetto, a la massista Graciela Camaño y a buena parte de las espadas del Peronismo Federal. No es momento para susceptibles, casi toda la estrategia del oficialismo gira en torno a los gobernadores dialoguistas.

En la Casa Rosada -más optimistas que en Diputados- piensan que el acuerdo no está lejos: necesitan sumar 20 votos en la Cámara Baja.

Ya nadie se ilusiona con un acuerdo ecuménico con todos los gobernadores. Carlos Verna (L a Pampa), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Miguel Lifschitz (Santa Fe), Mariano Arcioni (Chubut), Alicia Kirchner (Santa Cruz) y, en menor medida Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Gildo Insfrán (Formosa) están lejos, aunque en Balcarce 50 creen que podrán acordar con los últimos tres. El resto, cuyos ministros de Economía preparan contrapropuestas para llevarle a Frigerio, puede ser crucial.

En la Casa Rosada le ponen más fichas a Pichetto y a los gobernadores que a Sergio Massa, con quien habían empezado un acercamiento. “Siempre es más racional para negociar alguien con responsabilidad de administración. La negociación no va a ser fácil”, advierte uno de los comensales.

FUENTE: DIARIO CLARIN

Comparti Esta Noticia

Dejanos tu Comentario

Comentarios

MIRA TAMBIEN: