Los combustibles de YPF, con subas de hasta 9,55 por ciento

Hubo cambios, en medio del alza de la cotización del crudo y la devaluación del peso frente al dólar.

La petrolera estatal YPF, que lidera el mercado nacional de hidrocarburos, aplicó ayer un aumento del 9,55 por ciento en el precio de sus combustibles en la ciudad de Buenos Aires y del 8 por ciento en promedio en el resto del país.

YPF dispuso el ajuste en medio del alza de la cotización internacional del crudo y la devaluación del peso frente al dólar, luego de que la compañía Axion aumentara sus precios el sábado pasado en un promedio de 8 por ciento. Se prevé que Shell aumente el precio de sus naftas en las próximas horas.

Los precios de los combustibles en las estaciones de servicio porteñas de la petrolera estatal quedaron en 36,18 pesos por litro en el caso de la nafta Súper, mientras que el de Infinia (premium) quedó en 43,74 pesos; el diésel en 32,51 pesos y el diésel premium en 38,91 pesos.

FUENTE: DIARIO DE CUYO

Por el aumento en la nafta, llenar el tanque cuesta hasta $1.000 más que hace un año.

YPF acapara cerca del 53 por ciento del mercado nacional de combustibles, seguida por Shell y Axion con alrededor del 20 por ciento y el 11 por ciento, respectivamente.

Axion aplicó el sábado un aumento del 8,8 por ciento en el precio de su nafta Súper, que empezó a costar 40,98 pesos. Mientras que el de la premium se incrementó 7,7 por ciento, y su precio ahora es de 46,58 pesos. El diésel subió 7,9 por ciento y su valor es ahora de 34,83. El diésel premium aumentó 6,5 por ciento y su valor actual es de 40,40 pesos.

La cotización del dólar cerró el viernes en 41,88 pesos en el mercado de cambios, mientras que los precios internacionales del crudo registraron alzas la semana pasada, a raíz de la negativa de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a aumentar la producción.

El secretario de Energía, Javier Iguacel, dijo el jueves que trabaja en la elaboración de un “índice de precios” de los combustibles de referencia para los consumidores, que tenga en cuenta que la industria sea “competitiva”.

Las subas constantes de combustibles que tienen lugar desde mediados de año hicieron que las naftas registren un aumento de hasta 75 por ciento desde octubre del año pasado. De acuerdo a datos oficiales, el consumo de Premium empezó a decaer y más gente prefiere cuidar un poco más el bolsillo y ponerle Súper al auto.

De acuerdo al relevamiento que hizo el sitio TN.com.ar tomando en cuenta los cinco modelos de auto más populares del país, el precio a pagar para llenar el tanque ya no baja de los 2.000 pesos. Y este valor es el que se puede conseguir en las estaciones de servicio de la Ciudad de Buenos Aires, que en general es más barato que en el Gran Buenos Aires o las provincias del interior. Además se consideraron los precios de YPF, que en general es la compañía con precios más bajos.

La variación de los precios en los últimos 12 meses encareció la carga completa del tanque de nafta hasta 1.000 pesos. Ese es el caso, por ejemplo, de un automovilista dueño de un Chevrolet Corsa que usaba nafta Premium. Apenas por debajo de los 1.000 pesos de diferencia están la camioneta Ford EcoSport y el Volkswagen Gol, dos de los autos más populares del país según datos del mercado.

La Secretaría de Energía, que ahora depende del Ministerio de Hacienda, pondrá en marcha un programa de precios de referencia de las naftas para cada distrito. La idea es publicar en el sitio oficial de la Secretaría cuáles deberían ser los precios “ideales” de cada producto en cada región del país para que el usuario compare con lo que ofrecen efectivamente las empresas.

Por la devaluación y las recurrentes subas de los precios de los combustibles, algunas estaciones de servicio decidieron suspender los cobros con tarjetas de crédito para evitar las pérdidas que les genera la demora de más de un mes que tienen para acreditar esas ventas.