Inundaciones en el sur de Francia: ya hay al menos 10 muertos y las aguas arrastraron a una monja mientras dormía

Más de 700 bomberos y militares se movilizaron. Video.

Las inundaciones que en las últimas horas asolaron el sur de Francia a partir de intensas e inusuales lluvias ya provocaron al menos 10 muertos, según informaron este lunes las autoridades.

Se trata de un nuevo balance de la prefectura departamental, ya que más temprano habían publicado que los fallecidos eran 13.

Las crecidas llegaron a un nivel sin precedentes desde 1891. Y se prevé que aumenten.

El balance “es provisional y es posible que sea aún más grave“, declaró el primer ministro Edouard Philippe. El Ministerio de Interior detalló que hay 8 heridos graves.

 

Entre las víctimas fatales figura una monja que fue arrastrada por las aguas mientras dormía, comunicó el prefecto Alain Thirion del departamento del Aude. Fue en el monasterio de Villardonnel: “Los daños son considerables, las ventanas estallaron. Les prestamos sillas para que puedan comer sobre seco”, contó Roselyne Navarro, miembro del comité de acción social.

En la ciudad de Carcasona, capital de Aude, se registraron trombas de agua de hasta 350 litros por metro cuadrado y el domingo en apenas 5 horas cayeron entre 160 y 180 milímetros.

Existe un alerta roja en la región por el paso de la tormenta tropical “Leslie”, que ya atravesó España.

Los campos quedaron por completo anegados, varias rutas resultaron destruidas o resultan intransitables, con árboles caídos. Los torrentes de agua barrosa atraviesan los caminos y los cursos de agua se han desbordado. Varios vehículos fueron arrastrados por los raudales.

La localidad más afectada en el sur francés es Trèbes, donde hubo 6 fallecidos y el río Aude experimentó una crecida de más de 7 metros, algo que no se producía desde hace 127 años.

En concreto, según el servicio Vigicrues, el agua alcanzó este lunes por la mañana los 7,68 metros. El 25 de octubre de 1891 estuvo en 7,95 metros.

Todas las escuelas cerraron sus puertas y peatones y camiones tienen prohibido cruzar los puentes.

Además, pidieron a los vecinos que permanecieran en sus viviendas, excepto quienes viven cerca de la orilla del río: esa gente debe refugiarse en lugares más elevados.

“Hay agua y barro por todos lados. Todo está inundado en el pueblo. Un puente se ha derrumbado. Hay bomberos por doquier, ya no sabemos dónde acudir“, declaró Hélène Ségura, desde Villegailhenc.

Se midieron vientos de 112 kilómetros por hora en Sète, indicó Météo France.

Aparte del Aude, otros 4 departamentos de la zona se mantienen en alerta naranja por las lluvias torrenciales e inundaciones.

En Pezens, al noroeste de Carcasona, viven 1.800 personas y unas 1.000 fueron evacuadas ante el riesgo de que una presa se desbordara. También tuvieron que evacuar Cuxac-d’Aude.

Las calles de Trèbes, como canales. (EFE)

Las calles de Trèbes, como canales. (EFE)

El vocero del ministerio, Frédéric de Lanouvelle, señaló en la emisora France Info que hay 740 bomberos y militares movilizados, más 7 helicópteros.

El primer ministro Philippe, que ejerce de forma interina las funciones de titular de Interior, indicó este lunes que el Estado va a “aportar todo el apoyo a las víctimas”.

El frente de lluvia se perfiló hacia el departamento de Hérault, cuya capital es Montpellier. Los servicios meteorológicos advirtieron que hasta que finalice este martes el fenómeno de gota fría en la región es posible que en algunos puntos se acumule hasta 400 litros por metro cuadrado.

Las lluvias fuertes y repentinas son un fenómeno recurrente en la costa mediterránea francesa, especialmente en el otoño boreal cuando el aire caliente húmedo sale del mar hacia áreas montañosas del interior.

Los niños primero es la consigna de rescate. (EFE)

Los niños primero es la consigna de rescate. (EFE)

La semana pasada 2 personas murieron cuando el coche en el que viajaban se vio arrastrado por el agua cerca de Saint-Tropez, en la Costa Azul.

Sin embargo, esto del Aude es mucho más grave de lo habitual, según la Agencia Nacional de Inundaciones.

Un puente derrumbado en Villegailhenc. (EFE)

Un puente derrumbado en Villegailhenc. (EFE)

En España “Leslie” golpeó este domingo con menos intensidad de lo esperado. En su inicio se trataba de un huracán y vagó por el Océano Atlántico desde el 23 de septiembre. Luego se convirtió en una tormenta que tocó Portugal con vientos de hasta 176 km por hora.

FUENTE: DIARIO CLARIN