Angaco: puja entre el intendente, el diputado y el jefe de la Junta

Castro, Maza Pezé y Blanco se sacaron chispas por la candidatura para la Intendencia.

La definición de quién será el candidato del oficialismo por la Intendencia en Angaco encendió la mecha entre varios dirigentes del departamento. El diputado bloquista Carlos Maza Pezé dijo que quiere calzarse el traje y señaló que el intendente José Castro, que no puede repetir mandato, “ha perdido la comunicación con el vecino”. Este le respondió que “cómo puede hablar de diálogo si hace tres años que no charla conmigo”, a la vez que habló de la necesidad de una renovación en el departamento, condición que, según explicó, no cumplen Omar Blanco, presidente de la Junta del PJ, ni Sandra Lirio, quienes también han dado a conocer sus ganas de postularse. Por su parte, el titular de la estructura justicialista angaquera le lanzó tiros por elevación. En primer lugar dijo que lo que tiene es experiencia, que es lo que se necesita para conducir la comuna y no juventud, en alusión al hermano del jefe comunal, Alejandro. El propio intendente dijo que su familiar tiene chances, al igual que otros dirigentes. Y en segundo lugar, Blanco lo chicaneó al decir que siempre estuvo en el peronismo, algo que Castro no hizo, ya que vino del basualdismo.

Así, los dardos fueron y vinieron entre los representantes del Frente Todos, lo que demuestra que la unidad será difícil de concretar. Angaco es uno de los cuatro departamentos en manos del oficialismo en el que el intendente no puede ir por la reelección. Los otros casos son Rawson, Albardón y Pocito. Al igual que en esos distritos, la bajada de línea del gobernador Sergio Uñac es que se busque la unidad para la presentación de candidatos en las elecciones del año que viene. Pero en suelo angaquero hay diferencias entre los protagonistas y encima, varios tienen ganas de llegar al sillón municipal.

El propio intendente y su espacio vienen impulsando al hermano. De hecho, dijo que tiene las mismas posibilidades que los concejales Mario Pacheco y Valeria Garay. El primero tiene ganas de competir, pero está distanciado de Castro. Al ser consultado, el edil manifestó que se ajustará a lo que decida el frente. Luego está el bloquista Maza Pezé, quien arrastra diferencias desde el inicio de la segunda gestión de Castro, al igual que el presidente de la Junta departamental.

Castro llegó a la Intendencia de la mano del basualdismo y tras dos años de gestión se pasó a las filas del justicialismo, pase que le permitió renovar la jefatura comunal en 2015. En esa elección, Maza Pezé fue su compañero de lista y ganó una banca en la Cámara de Diputados. El legislador entiende que es su momento de ir por el sillón municipal y además remarcó, que cuenta con el apoyo de su partido para hacerlo. Si bien evitó criticar la administración de Castro, sí resaltó la falta de contacto con el vecino. El jefe departamental respondió directamente a la crítica al manifestar que “no tengo un diputado para que me controle la gestión, porque para eso están los concejales”.

El hecho de que Castro esté fogoneando a su hermano Alejandro no ha caído bien ni dentro del justicialismo ni en el entorno de Pacheco, quien ha respaldado la gestión desde sus inicios y buscaba una retribución similar en su intención de ser el sucesor. Al hablar de la renovación, el jefe comunal le pegó a los referentes del PJ, a quien enfrentó y venció en las internas de 2015. Blanco evitó la polémica, pero no se privó de lanzar algunos dardos.

EN LA OPOSICIÓN

La figura

Dentro del frente Cambiemos, el que aparece con chances de competirle al oficialismo es el radical Daniel “Popular” Riveros.

Diputado

Un punto clave que deberá definir Uñac es el diputado departamental. Según las fuentes, José Castro quiere ir por la banca.

FUENTE: DIARIO DE CUYO